lunes, 28 de octubre de 2013

Tecnicas para ramificar


English version here: http://ofbonsai.org/techniques/pruning-trimming-and-pinching/ramification-techniques

Quiero dedicar un capítulo especial sobre la ramificación. Os aseguro que podría escribirse un libro entero sobre ello y nada de lo que escribiése ni leais en éste artículo es irrefutable, pues teorías y técnicas hay casi tantas como "maestros". Eso sí, no me mojo en defender cual es la mejor técnica pues no es mi misión, pero si que te mostraré algunos conceptos claves para elegir qué técnica escoger con cada diseño que comencemos.

Quiero reproducir aqui unas palabras de J. Yoshio Naka sobre la ramificación: "Si las raices son el fundamento y el tronco es el cuerpo de la construcción, las ramas conforman la silueta o la forma del árbol. El arreglo de ramas o EDA-BURI, determina la belleza y la calidad de un bonsái...., las ramas son como la vestimenta en un hombre."

Poda, alambrado, pinzado, defoliado son las herramientas que utilizaremos para tal fin.



Monopodial y Simpodial
¿A que nos referimos con éstos términos?, ¿éstos tecnicismos botánicos nos pueden ayudar con nuestros bonsais? Por supuesto que sí. Son términos que todo bonsaista tendría que tener bien presente. En botánica se habla de dos tipos de ramificación segun la naturaleza de cada especie. Dependiendo de la dominancia apical podemos hablar de ramificación monopodial y ramificación simpodial.
Ramificación simpodial:

Crecimiento a partir de yemas antiguas. Es un crecimiento en horizontal. Las ramas laterales se desarrollan más que el eje principal. Éste puede incluso parar su crecimiento debido a que la yema apical quede en reposo o que se transforme en yema de flor. Las yemas axilares continuan creciendo.
En la naturaleza es la ramificación típica de la mayoría de árboles y en especial de los de hoja caduca, exceptuando algunos chopos, por ejemplo, de crecimiento vertical. La forma de las copas es amplia y redondeada.




Ramificación monopodial:
Es típica de coníferas. Su crecimiento es vertical dando formas piramidales, triangulares o cónicas.
El eje principal crece más intensamente que los ejes laterales. Presenta un eje principal (o monopodio) con crecimiento indefinido.
En bonsai es un estilo de ramificación muy aplicado en las escuelas tradicionales japonesas, tanto a coníferas como a no coníferas. Cuenta con muchos adeptos y detractores.




Tan sólo pretendo que os quedeis y entendáis éstos dos conceptos básicos para poder hacer bonsai. Hay bonsaístas que todos sus bonsais los trabajan de la misma manera, en cambio otros sí que saben elegir entre que tipo de ramificación (simpodial o monopodial) deben utilizar para crear su obra, dependiendo del diseño a seguir. Lo importante es que en bonsai no deben existir reglas fijas. La belleza está en la interpretación y trabajo del artista, no en la técnica seguida.

Pari o imparipinnada??
Otro concepto botánico básico que debemos conocer a la hora de ramificar nuestros árboles es conocer bien la especie. Huelga decir que es distinto la ramificación de una morera que de un junipero. No vamos a entrar en detalles por especies, pero sí en conceptos universales. A la hora de trabajar a un árbol de "hoja ancha" (no conífera) es muy util saber si su brotación es par o impar. Es decir, si en el brote sus yemas se encuentran una junto a la otra o de manera alterna. Nos referimos en cada caso a brotación paripinnada e imparipinnada respectivamente.


Paripinnada:

Imparipinnada:


Sería interesante asistir a un debate entre defensores del alambrado y defensores de la poda a la hora de construir las ramas de nuestros bonsais. Os aseguramo que podrían saltar chispas, sino otros objetos punzantes. Para gustos colores. Hay quien utiliza el alambrado para construir la totalidad de las ramas o quien utiliza exclusivamente la poda. Dicen que en el término medio está la virtud. Dependiendo del diseño que realicemos tendremos que decantarnos por una u otra técnica. A veces la simple ayuda de tensores nos puede solucionar el posicinamiento de una rama en el lugar adecuado, siendo ésta una técnica menos agresiva que el alambrado. Generalmente el alambrado suele utilizarse principalmente para ramificaciones "monopodiales" mientras que la poda para "simpodiales", obviamente con ciertos matices.

¿Alambrado o poda?


Cómo realizar un correcto alambrado debe ser tema principal de otro artículo, por lo que no me extiendo más aqui. Tan sólo decir que es una técnica que hay que depurar durante años y horas de trabajo pues es una técnica clave para alcanzar el éxito en la mayoría de los trabajos de ramificación. El alambrado nos permite un rápido modelado y posicionamiento de las ramas.

Construir ramas a base de poda, pinzados y defoliado
Veamos a continuación unos sencillos esquemas sobre cómo conseguir ramificar a base de tijeras. Tan sólo con poda, pinzado y defoliado. Es una técnica bastante lenta, pero con los años y el buen trabajo los resultados son realmente espectaculares y naturales.

Las herramientas necesarias para éste trabajo serán las siguientes:




Paciencia para el éxito. Hay que dejar crecer las ramas hasta que alcancen el grosor deseado. Unas ramas primarias finas son antiestéticas.





Ejemplo 1: Brotación paripinnada

Una vez engrosada la rama podamos en el segundo par de foliolos.

De cada yema nacen dos nuevas ramitas. Eliminamos el brote superior y las yemas que han quedado por detrás de ésta brotación y dejamos crecer nuevamente hasta alcanzar el calibre deseado.

Se poda nuevamente después del segundo par de foliolos.

Ahora nos decantamos por la ramita superior y podamos detrás del primer par de foliolos. Eliminamos la inferior. De ésta manera conseguimos cierto movimiento en la rama.

Pinzamos ambas ramitas y defoliamos el resto de hojas que quedan por atrás. En éste esquema simplificamos al máximo. Lo normal es que aparezcan otros brotes mal dirijidos durante el proceso. Los deberemos ir eliminando conforme aparezcan hasta quedarnos con ésta estructura.


Donde antes había una yema ahora tenemos nuevas ramas. Deberemos ir eliminando las mal posicionadas y aclarando la estructura. La densificación se continuará a base de nuevos pinzados, aclarados y defolizaciones. Ante todo, la paciencia, un correcto abonado y el buen hacer con las tijeras son la clave del exito.


Ejemplo 2: Brotación imparipinnada

Hojas aparecen de manera alterna. Mismo procedimiento inicial. Dejar crecer hasta engrosar al nivel deseado.


Debemos podar al nivel de la yema que mira hacia abajo. De lo contrario nos saldrá una brotación demasiado vertical.




A continuación se repite el proceso explicado anteriormente combinando los trabajos de crecimiento, poda, selección y defoliado.



Veamos a continuación un par de ejemplos más bien distintos entre sí. El primero de ellos versa sobre un árbol de hoja caduca en el que se combinará el alambre con la poda y el segundo un olivo en estilo "Bunjin".

Ejemplo 3: Un caduco simpodial

Imaginemos un material de partida de porte arbustivo que se ha dejado crecer libremente con una ligera selección de ramas.

El primer paso es realizar una severa poda. Podemos dejar algunos "muñones" como base para las futuras ramas primarias. Esto no siempre resulta exitoso, pues la planta termina brotando por donde quiere, pero en muchos casos podemos sacar gran provecho y tener un inicio de ramas más grueso.

Tras el primer año en cultivo eliminaremos las ramas mal posicionadas y colocaremos con alambre en la posición deseada solamente aquellas ramas que lo necesiten. A partir de aqui trabajaremos sólo con poda. En éste ejemplo no abusaremos del trabajo con alambre buscando así un resultado "natural".

Segundo año de cultivo. Se ha mantenido la estructura a base de poda y pinzados sin necesidad de más alambre. Toca ahora el trabajo fino de ramificación.









El exito lo conseguiremos a base pinzados sobre la nueva brotación pinzando siempre a partir de la primera yema para evitar alargamientos indeseados. Es una técnica muy lenta pero de grandes resultados.



Tendremos que combinar el pinzado con la eliminación de ramas mal posicionadas.


Los resultados tardarán en llegar pero merecerá la pena el trabajo realizado. Tendremos un árbol de hoja caduca con un aspecto muy natural sin fuertes triangulaciones.

Ejemplo 4: Un olivo monopodial

El material de partida es un olivo muy sencillo de vivero. Por la longitud de su tronco y la localización de su copa es un claro candidato para un estilo "Bunjin".
En éste tipo de estilo encaja muy bien un buen alambrado y posicionamiento de las ramas marcando bien los pisos y triangulando. Será pues un olivo con ramificación monopodial.




Selección de ramas y se las deja crecer para aumentar vigor y grosor.




Iremos posicionando las ramas con alambre y para densificar nos ayudaremos de pinzados y defoliados siempre y cuando la salud de nuestro árbol nos lo permita. Finalmente construiremos un bonito bonsai en estilo Bunjin o Literati.





Como vemos son muchas las opciones y técnicas que podemos elegir a la hora de construir la copa de nuestros árboles. La más importante es la constancia y saber hacer y sobre todo realizar los trabajos en la época adecuado y cuando la salud de nuestro árbol lo permita.
No hay que perder tampoco de vista un concepto tan básico como la ubicación del bonsai. Girarlo cada semana para que reciba sol por todos los lados es algo básico para una buena ramificación. Lamentablemente es algo que los aficionados no suelen seguir al pie de la letra. Es un gran error querer tener siempre a nuestro bonsai "de cara". No lo olvidéis.

Patrocinado por:


18 comentarios:

  1. Un articulo muy interesante, y ameno lo que para los novatos es fundamental. MUCHAS GRACIAS POR TU TRABAJO.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Francisco por tu comentario. Un saludo

    ResponderEliminar
  3. excelente articulo Bien explicado. saludos desde san cristobal Vzla

    ResponderEliminar
  4. Muy interesante! Aprendí muchas cosas! Gracias.

    ResponderEliminar
  5. Hola Sergio, te hago una consulta, si por ejemplo yo podo un jacaranda (Brotación paripinnada) brotaria como el ejemplo que vos mostras mas arriba?

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Luciano. Justo por ahí debe brotar, aunque los bonsais no son una ciencia exacta. La naturaleza manda

      Un saludo,

      Eliminar
  6. Estoy trabajando en una herramienta informática (www.virtualbonsai.es) que entre otras cosas ayude en la enseñanza en cuanto a la poda y diseño del bonsái. Este artículo me ha sido de gran ayuda.

    Un saludo,

    Alejandro
    www.virtualbonsai.es

    ResponderEliminar
  7. Gracias por este interesante articulo, he aprendido mucho, sobre todo quitarse el miedo ya que como principiante te da temor podar por aquello de "echar a perder tal o cual rama" Saludos desde Guadalajara, Jalisco.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por la información tan detallada muy buen artículo

    ResponderEliminar
  9. Excelente explicación ... Muy bueno gracias por tu enseñanza

    ResponderEliminar
  10. Gracias sergio!muy bueno, como el de trabajar la madera, un abrazote

    ResponderEliminar
  11. existe alguna forma de estimlar el crecimiento de nuevas ramas desde el tronco?

    ResponderEliminar
  12. ¿Eso mosmo es lo que yo quiero saber?

    ResponderEliminar
  13. Gracias por la explicación me ha ayudado mucho.

    ResponderEliminar